Lili Boulanger, (1893 – 1918)

Lili Boulanger, (1893 – 1918), fue una compositora francesa. Demostró desde temprana edad grandes habilidades musicales, propiciadas por el ambiente musical del hogar donde se crio. Su abuela fue cantante  y su padre,  era compositor y profesor de canto en el Conservatorio de París, donde impartió clases a la madre de Lili. Su hermana Nadia , también fue una destacada compositora y pedagoga.

LiliFue Gabriel Fauré, amigo de la familia, quien impartió sus primeras clases de piano a Lili. También le encantaba cantar, por lo que Fauré, fascinado por las dotes musicales de la niña, le llevaba sus canciones para leerlas juntos. A los 6 años ya recibía clases de armonía y su hermana Nadia la introdujo en el arte de la fuga. Ingresa en el Conservatorio en la clase de composición de Paul Vidal y recibió clases del profesor Georges Caussade para prepararse. Lili Boulanger obtuvo el premio “Prix de Rome”, por su obra Faust et Helene, a la edad de 21 años en 1912, convirtiéndose así en la primera mujer que obtiene tan distinguido galardón que ya antes habían obtenido sus compatriotas Hector Berlioz y Georges Bizet. Con este premió consiguió un contrato de un año con la editorial Ricordi. Se trasladó a la Villa Medici, un gran complejo arquitectónico de la ciudad de Roma donde se alojaban los ganadores del premio. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 tuvo que volver a ParísAl saber que por el estado de su salud no podría ser enfermera de guerra decidió fundar el Comité Francoamericano del Conservatorio Nacional, una organización encargada de dar apoyo moral a los músicos combatientes en la Gran Guerra, para mantenerlos comunicados entre ellos y de ayudar a sus familias. También editó y realizó críticas de obras de estos músicos. En el comité se involucraron músicos como Charles Widor, Camille Saint-Saëns, Gabriel Fauré, Gustave Charpentier, Théodore Dubois, Émile Paladhile y Paul Vidal, que participaron como miembros honorarios.

En 1916 volvió a Roma durante unos meses, y tras un diagnóstico que le hizo saber que sólo le quedaban dos años de vida, se apresuró a intentar terminar algunas de sus composiciones más importantes, como los salmos 24 y 129 y la ópera La princesse Maleine, que desgraciadamente no consigue acabar. Murió a los 24 años por lo que ahora se conoce como enfermedad de Crohn.

Destacan sus tendencias vanguardistas, siendo una referencia para compositores como Messiaen o Honegger. Su lenguaje destaca por su fuerza contrapuntística, la tendencia a la modalidad (con fijación por el modo frigio) y una extraordinaria madurez, por encima de la normal en una persona de su edad. A pesar de sus escasos años de vida tuvo tiempo para experimentar y alejarse de la tonalidad. En su última obra, Pie Jesu, explora la politonalidad.

Las obras y el trabajo que hoy conocemos de Lili se mantuvieron y perduraron gracias a su hermana Nadia, que se encargó de darlas a conocer. Sin embargo muchas de ellas se perdieron o fueron destruidas por la propia compositora, y de otras sólo quedan los bocetos.

OBRA:

WordPress Image Lightbox Plugin